Del invierno al verano, de un plumazo

De llevar mi plumífero y beber té caliente cada dos horas, para calentar los deditos congelados a dejar que el sol invada las casas, que una dulce brisa primaveral nos devuelva a la realidad…primavera en Zurich: ¡por fin!
Las calles y las terrazas vuelven a llenarse de gente, todas las flores se abrieron de par en par y yo estoy feliz de estar aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s