Sobre violencia doméstica en Suiza

Diferencia entre violencia doméstica y de género:

  1. Violencia doméstica o violencia intrafamiliar (como quiere definirla Vox, y retroceder decenios en la lucha feminista en España) es la que se estudia aquí en Suiza en las diferentes estadísticas que maneja la policía. Es la “que se produce en el “domo”, la casa, el hogar. Y la puede ejercer y sufrir cualquiera de los miembros del núcleo familiar, es decir, un padre sobre sus hijos, una hija sobre su madre o un nieto sobre su abuelo.
  2. La violencia de género, en cambio, es aquella que se produce contra la mujer “por el hecho de serlo”, tanto dentro como fuera de casa, en el trabajo o en cualquier otro ámbito de la vida pública. Este tipo de violencia se fundamenta en la supuesta superioridad de un sexo sobre otro y sus manifestaciones son muy variadas: acoso sexual, violación, agresión, etc.

Fuente de las definiciones: confilegal.

Como os he dicho, en Suiza aún están hablando de violencia doméstica:

La traducción sería: “estadísticamente, la definición de violencia en un medio social reducido no es el resultado de disposiciones legales, sino que se deriva de la relación entre la persona acusada y la persona lesionada. En este sentido, la violencia doméstica sólo puede definirse en términos de delitos penales específicos. Para estos delitos, las autoridades de la policía cantonal deben registrar la relación entre el acusado y la persona agraviada en el momento del delito. Si la persona acusada es una pareja actual o anterior u otro miembro de la familia de la persona agraviada, los delitos registrados por la policía se clasifican como delitos domésticos.”

Pues resulta que como la huelga feminista acaecida el 14 de junio de 2019 fue un éxito, en el que participaron muchísimas mujeres en todos los ámbitos: en la preparación de la misma, en la propia huelga, en la concienciación, en la difusión, en las manifestaciones o concentraciones, en la pedagogía a los compañeros aliados y a los machistas cabezotas, en las actividades, etc. Como decía antes, que como fue un éxito, la mentalidad va cambiando y la sociedad va despertando.

El periódico Blick titulaba un artículo el pasado 29 de julio como “¿Por qué los hombres matan a sus mujeres?” escrito por sus periodistas Helena Schmid y Cinzia Venafro. He decidido resumiros algunas partes de ese artículo, al que podéis acudir para leer el contenido completo.

4 asesinatos de hombres en 2 meses a sus mujeres o exparejas:

Leonora F.* (†34) fue asesinada en Zúrich, en el barrio de Wiedikon el 31 de mayo. Su ex-novio Ante S.* (†60) la toma a ella y a su compañera de piso (†38) como rehenes. Después de un contacto repetido con la policía, mata a las dos mujeres y se suicida. Leonora había denunciado en anteriores ocasiones que su ex la había amenazado y acechado. La prensa amarilla (sí, el propio Blick) los días posteriores al asesinato jugaron con la baza de que ella era una “aprovechada”, que si era extranjera, que si entrevistaron a otra ex del asesino y hablaba de lo buen hombre y pacífico que era. Se dudaba de la víctima, pese a que ésta (y su amiga) eran las que habían sido asesinadas. Fueron los celos.

Los * los ponen los medios de comunicación para indicar que han modificado los nombres en la redacción para preservar su intimidad.

A mediados de junio, la policía de Vaud encuentra los cuerpos de la familia belga J.* en su apartamento en Apples. Y una carta de despedida del padre. La vida “ya no era posible para él” escribió el asesino. La policía asume que él cometió el doble asesinato: el hijo Kevin J.* (†13) y la mujer (†50).

Hace dos semanas, el científico forense Harald B.* (†53) disparó a su esposa Gisela* (†51) y a sus dos hijos (†7 y †9) en Affoltern am Albis ZH . Después se suicidó. Los vecinos hablan de una familia idílica.

El domingo pasado Jürgen T.* (33) pone fin a la vida de su esposa Verena K.* (†24). Él la mata. Luego se enfrenta a la policía. Habían tenido una discusión, explica K. al oficial de policía. La relación “no les iba muy bien”, dice. El asesino deja huérfano un bebé de 11 meses. Desde su entorno se decía que estaba celoso.

He de decir que no he traducido los textos tal cual: siguen utilizando un lenguaje para contar las noticias, que repite patrones machistas. Usan el “perdió la vida”, usan el “hallada muerta”. La mujer asesinada, la víctima, como elemento pasivo, como si apareciera muerta por arte de magia. Os lo explican muy bien en este Manual de estilo para el tratamiento de la Violencia Machista y el lenguaje inclusivo en los medios de comunicación.

Cada 15 días un hombre mata a su mujer en Suiza

¿Por qué los hombres matan a sus esposas? En 2018, la policía registró 18.522 delitos domésticos. En comparación con 2017, representa un aumento del 9% (+1 498 delitos). Se registró un total de 24 asesinatos de mujeres. En otros 51 casos, la mujer sobrevivió al intento de asesinato de su pareja.

La organización feminista CFD, que lleva años realizando la campaña 16 días contra la violencia a la mujer, advierte que: “En Suiza tenemos un problema de diferencias estructurales de poder. Los feminicidios son probablemente la peor consecuencia de esto”.

La ONG Campax hizo una encuesta en la que participaron más de 1.800 personas. Los resultados muestran que todavía queda mucho por hacer. Por ejemplo, en el terreno de los derechos laborales. Casi la mitad de las mujeres encuestadas afirmaron que ya habían cobrado menos debido a su género. La cifra para los hombres es de sólo el 5%. Por el contrario, casi el 50% de los hombres afirman que nunca se han sentido en desventaja debido a su género. De hecho el 17% de los hombres incluso afirman que ya han sentido ese privilegio.

Vale, estas estadísticas son de brecha salarial y desigualdad en lo laboral y económico, pero esa diferencia marca también la dificultad de las víctimas de violencia doméstica de escapar de esa relación.

Según una entrevista a Marlies Haller de la organización que agrupa las casas de acogida o Frauenhäuser en SRF, la violencia contra las mujeres en el ámbito doméstico está aumentando en Suiza. En el vídeo y el artículo podéis ver que Marlies Haller habla de que las casas de acogida están tan llenas, que no pueden acoger a ninguna mujer más. Ella cree que siempre ha habido mucha violencia doméstica y el número de casos no denunciados sigue siendo muy alto. En los últimos años, sin embargo, los expertos -médicos, policías, hospitales, etc.- se han sensibilizado con el tema. Los afectados están mejor informados y las mujeres son enviadas a centros especializados, lo que probablemente explica las cifras más elevadas de las estadísticas.

Un mantra que los suizos siempre repiten es que eso de la violencia doméstica es cosas de “inmigrantes” y dicen que las casas de acogida tienen más mujeres de origen migrante, que suizas. Marlies Haller lo explica: “Las mujeres migrantes pueden tener una red social más pequeña, saber menos dónde pueden obtener ayuda y tener menos recursos financieros. Una mujer suiza con un buen salario y amistades puede protegerse y esconderse de manera diferente. Y los factores que conducen a la violencia o la agravan -como el desempleo, la adicción, la pobreza, el aislamiento o la falta de educación- pueden tener un mayor impacto en las personas con trasfondo migratorio. Pero todas las personas de 0 a 90 años de edad se ven afectadas, independientemente de su origen o nivel educativo. De la profesora al ama de casa suiza o migrante. Por cierto, los agresores, según las estadísticas suelen ser suizos.”

Frauenzentrale hizo esta campaña en 2015.

Las mujeres en el Parlamento suizo, tras la huelga feminista, tanto las de izquierda como las de derecha, presentaron numerosas medidas, interpelaciones y propuestas: en representación política, en mundo laboral, en cuestiones financieras, en visibilidad y contra la violencia sexual, como recoge este artículo de Swissinfo.

Sobre el papel, Suiza se ha adherido al Convenio del Consejo de Europa sobre la prevención y represión de la violencia contra la mujer y la violencia doméstica (Convenio de Estambul). Por lo tanto, se compromete a adoptar medidas globales contra la violencia de género y la violencia doméstica y a favor de la igualdad de género. 40 ONGs y asociaciones han creado la red convención de Estambul para exigir que se implementen ya esas medidas (por ejemplo FIZ, CFD, Terre des femmes, etc).

Las reivindicaciones son bastante claras: tal y como establece el Convenio de Estambul, mejorar la recopilación y exactitud de los datos sobre violencia de género, no solo sobre violencia doméstica como hasta ahora.

Existe una grave injusticia con las mujeres que tienen derecho de residencia en Suiza por su matrimonio. En el caso de una situación de violencia, algunas no quieren separarse de sus maridos para no perder ese derecho. Algunos cantones si es cierto que prevén medidas especiales en caso de violencia de género, que les permitiría quedarse, pero no ocurre en todos.

Suiza debería de dotarse de un servicio telefónico profesional especializado en las violencias domésticas y de género, al que acceder 24 horas. En la actualidad, la única opción es dirigirse a la policía (número de teléfono 117). Para muchas víctimas es un paso tan grande, que muchas no lo hacen. Y en muchos casos, ni siquiera la policía está entrenada en casos de violencia de género, provocando que algunas víctimas no se sientan apoyadas, ni creídas.

Os hablé hace un tiempo ya de la violencia de género, en 2017, pero cada vez hay más concienciación sobre este tema. Os copio a continuación una información español redacta por el BIF Beratungsstelle für Frauen gegen Gewalt in Ehe und Partnerschaft, que es un centro de consultas e información para mujeres contra la violencia en el matrimonio y la pareja. El número es el 044.278.99.99.

Documento informativo sobre la ley de ayuda para víctimas de violencia (LAV)
Esta hoja informativa está dirigida a las mujeres que han sufrido violencia física y / o síquica de parte de su cónyuge o de su compañero o compañera (OHG).
Derechos generales:

  • Como mujer afectada usted puede elegir en que consejería de ayuda a la víctima reconocida por el cantón desea ser atendida. Usted tiene derecho a recibir consejos jurídicos, sociales y sicológicos.Los servicios de la consejería son gratuitos. Las consejeras están sujetas al secreto profesional. El uso de este apoyo es independiente de una demanda penal.
  • Dependiendo de la situación económica en la que usted se encuentre, se pueden financiar por intermedio de ayuda a la víctima importes para servicios de ayuda a terceros como por ejemplo, costos de terapia, costos para alojamiento de emergencia, etc.
  • Bajo ciertos requisitos usted puede presentar una solicitud para una indemnización económica (por ejemplo: pérdida de trabajo) y de satisfacción en un plazo de 5 años a partir del último hecho. Este plazo es válido para los hechos penales que hayan acontecido a partir del 1.1.07.

En caso de un proceso penal usted tiene el derecho de:

  • Hacerse acompañar por una persona de su confianza a los interrogatorios de la policía y de las autoridades investigadoras.
  • Solicitar que el interrogatorio se efectúe en ausencia del inculpado.
  • Negarse a contestar a preguntas que tengan que ver con su esfera íntima.
  • Solicitar que se le comuniquen las decisiones importantes, como por ejemplo la puesta en libertad, anulación de la suspensión de contacto, etc.

Si usted fue víctima de violencia sexual, usted tiene además derecho a:
– Solicitar que tanto el interrogatorio como la traducción en el interrogatorio de la policía y de las autoridades investigadoras las realice una mujer.
– Pedir que durante todo el proceso penal no sea confrontada directamente con el inculpado.
– Solicitar que el público no tenga derecho a presenciar el juicio.

6 comentarios sobre “Sobre violencia doméstica en Suiza

  1. Hola Yoli, gracias por tu trabajo. Me gusta leerlo. Tienes razón en lo que dices que aquí se habla de Heuslichegewalt, pero es porque no tienen otra palabra. Cuando yo voy a traducir a los centros de ayuda a las mujeres maltratadas, se usa tambien esa palabra, aunque yo la traduzco siempre por violencia de género, que es de lo que se trata. Porque las victimas son siempre mujeres y a eso se refieren las mujres que están allí para ayudar y asesorar a las victimas. Si quieres, podemos hablar alguna vez de este tema. Un abrazo, Paquita

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

    1. Hola Paquita, muchas gracias por escribir. En realidad sí tienen otra palabra para decir violencia de género: “Genderbasierter Gewalt” aunque es mucho más común decir “Gewalt gegen Frauen”, que es la que llevan años usando ya muchas ONGs. Decir “häuslicher Gewalt”en los medios de comunicación es quedarse solamente en la violencia cuando hay una relación de pareja entre la víctima y el agresor y es por eso que insisto en que es un paso para atrás el que se está llevando en ciertos lugares donde Vox entra a formar parte del gobierno. Te felicito por tu labor como voluntaria en las casas de acogida. Eres todo un ejemplo. Muchas gracias de nuevo Paquita.

    1. Hola Elena, muchas gracias por escribir. Sí, cierto. Quedan fuera muchas mujeres, como por ejemplo las prostitutas que son asesinadas. También está el uso de “violencia sexista” o “violencia machista” que también cuesta más de entender.

  2. Buenas tardes ,Es bueno saber q hay una página donde escribir, Soy víctima de violencia doméstica , an pasado mas de 2 años y aun no tengo una respuesta sobre mi juicio,, Es muy difícil para mi, Ver como se tarda la justicia en Suiza, Q el abogado del q aun es mi esposo a escrito cosas ofensivas a sía mi,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s